De Velo a Vergüenza

Velo— Si somos evolucionados espiritualmente el velo simboliza la separación de la vida profana. La separación entre la vida externa y la interna, material una y dedicada a la divinidad la otra. Si somos personas normales soñar a alguien con el rostro velado indica que no es sincero, que tiene algo que ocultar e intenta hacerlo aun cuando no lo consiga totalmente. A veces y si somos una mujer, soñar con un rostro velado indica que se trata de un anuncio ya sea de boda o de un duelo. 
Venda— Simbolizan el dolor y la ceguera dependiendo de su localización. Indica que alguien intentará beneficiarse a costa de nuestro dolor o que estamos ciegos ante las cosas y los hechos, lo que puede causarnos muchos desengaños, tanto en la vida material como en la sentimental. 
Veneno— Sus adversarios serán particularmente nocivos. 
Ventana— Simboliza la receptividad y la proyección en lontananza, y ello tanto en lo espiritual cuando la ventana es circular, como en lo material y terreno si es cuadrada o rectangular. Si la vista a través de la ventana nos resulta agradable y soleada revela que las esperanzas y posibilidades se convertirán en realidad en un futuro próximo. Si solo observamos oscuridad es que el futuro se presenta muy incierto, tanto en lo material como en lo espiritual. Si en lugar de mirar por la ventana nos hallamos en el interior de la habitación y vemos como a su través penetra la claridad exterior es que somos receptivos a las influencias positivas que puedan llegar a nosotros. Si no penetra la luz y solo percibimos oscuridad indica falta de receptividad y cerrazón. Si deseamos asomarnos a la ventana pero no nos atrevemos a hacerlo es una muestra de incertidumbre y el miedo a las consecuencias de una determinada acción nuestra. Soñarnos espiando a través de una rendija abierta entre las persianas revela una curiosidad de tipo sexual. Las ventanas enrejadas denotan una tendencia a sustraernos a la realidad. También pero en menor grado si está cubierta por unos visillos o cortinas. Las ventanas cerradas que no pueden abrirse revelan que en estos momentos nos sentimos ahogados, limitados y sin la posibilidad de seguir adelante. Si nos vemos saliendo o entrando por una ventana indica que hemos tomado una decisión equivocada, un falso camino, ya sea un negocio, un proyecto o una relación sentimental. 
Ventisquero— Significa mayor espiritualidad. Pérdida de emotividad y vitalidad. Casi siempre revela la existencia de alguna enfermedad. 
Ventosa— Contrariedades varias, preocupaciones numerosas y embarazosas, pesares y enfermedad.
Verano— Significa plenitud, realización y riqueza. Presagia que no tardará en llegar a su fructífera culminación aquello que proyectamos o ya se halla en curso. 
Verde— Simboliza la vida, la esperanza y la inmortalidad. También simboliza al veneno y a la muerte. Si en un sueño de nieve y frío, o de estéril desierto, si aparece verde es promesa de vida y esperanza. Si se trata de un sueño de verde en exceso significa un desbordar de la vida vegetativa, instintiva, que puede ahogar al resto de la personalidad. En general el verde en los sueños simboliza la sensibilidad y la inmadurez e indica que aquello a lo que aspiramos o proyectamos todavía está inmaduro para que pueda hacerse realidad. 
Verdugo— Ser el verdugo denota que no queremos que nos dominen. 
Verduras— Si las verduras están en buenas condiciones indica felicidad floreciente. Si están mal es la felicidad del conformista. 
Vergel— Abundancia y prosperidad. Felicidad afectiva. Alegría familiar. 
Vergüenza— Indica que usted soporta las consecuencias de acontecimientos dolorosos de los cuales no es responsable. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Entradas populares